Formas de limpiar contactos eléctricos

Formas de limpiar contactos eléctricos

Dada la cantidad de abuso a la que se somete el vehículo de forma habitual, no es de extrañar que los contactos eléctricos se corroan con el tiempo.

Si te tomas el tiempo necesario para aprender a limpiar los contactos eléctricos, podrás asegurarte de que todo mantiene una buena conexión para que siga funcionando al máximo.

Puedes eliminar la corrosión, la oxidación, la suciedad y la grasa con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua.

Además, la suciedad suelta puede eliminarse fácilmente con aire comprimido.

También puedes probar a limpiarlo con alcohol de quemar, papel de lija o uno de los muchos limpiadores especializados que hay en el mercado.

En este manual examinaremos las distintas explicaciones de por qué es importante mantener limpios los conectores eléctricos. Además, investigamos los métodos más eficaces para limpiar la suciedad y la corrosión de estas conexiones vitales. Para terminar, echamos un vistazo a algunos problemas típicos de los automóviles que se producen por la suciedad de los contactos eléctricos.

¿Por qué hay que limpiar los contactos eléctricos?

Tu vehículo está formado por una multitud de conexiones eléctricas que se encargan de mantener el funcionamiento de los sistemas esenciales tal y como está previsto.

Las conexiones eléctricas son las que permiten que todo en el coche funcione, incluyendo la batería y el sistema de sonido.

Con el paso del tiempo, las superficies se cubrirán de suciedad, lo que dificultará considerablemente el establecimiento de una conexión fiable.

Cuando la conexión se bloquea, pueden producirse fallos esporádicos. Por ejemplo, si un conector está sucio, puede ser difícil arrancar el motor, y si el mazo de cables está contaminado, puede ser imposible conseguir que las luces del remolque funcionen correctamente.

El grado de suciedad de los conectores y las piezas rotas están directamente relacionados con la gravedad del problema.

Si los conectores no se mantienen limpios, la suciedad puede empezar a apelmazarse en ellos.

Si se deja que la suciedad se asiente, puede descomponerse en partículas más grandes.

Después de un tiempo, limpiar los contactos puede resultar cada vez más difícil. Por ello, realizar un mantenimiento rutinario es aún más crucial.

Si mantienes un alto nivel de limpieza, se reducirá significativamente el riesgo de experimentar problemas de funcionamiento.

Cómo limpiar los contactos eléctricos

1. Limpiadores especiales

Hay una gran variedad de limpiadores especiales disponibles en el mercado que pueden mantener los contactos limpios y libres de residuos.

Debes optar por una marca que tenga una sólida reputación y pueda respaldar sus afirmaciones de que no entrañan riesgo alguno.

Además, es esencial que sigas las instrucciones recomendadas para garantizar la protección de los componentes. El Limpiador de Contactos Eléctricos WD-40 es una opción popular que mucha gente elige.

Las zonas del cuerpo que se contaminan frecuentemente con suciedad y agua pueden limpiarse con esta sustancia.

Es maravilloso utilizarlo en situaciones en las que nada más parece funcionar, porque es capaz de penetrar en la corrosión más resistente.

Además, viene con una cómoda boquilla que garantiza que pueda penetrar incluso en las zonas más difíciles.

Además, disminuye la probabilidad de que se produzca un cortocircuito. Como la fórmula no conductora se evapora tan rápidamente, no deja residuos, lo que significa que las superficies de goma, plástico y metal pueden conservarse en su estado original en todo momento.

2. Bicarbonato de sodio y agua

El bicarbonato de sodio y el agua se utilizan a menudo juntos para limpiar los terminales y los contactos de las pilas.

Tanto su producción como su aplicación requieren muy poco esfuerzo.

Veamos la forma más eficaz de utilizarlo con los bornes y conectores de la batería, aunque también puede usarse con otros contactos eléctricos.

  1. Afloja los tornillos que sujetan los cables a los bornes. Necesitarás unos alicates o una llave inglesa para este paso.
  2. Empieza por desconectar el cable negativo. A continuación, desconecta el cable que está etiquetado con un signo positivo; es el de color oscuro que tiene un guión junto a su nombre. Este cable suele ser de color rojo, y se indica con un signo más.
  3. Tienes la opción de mezclar previamente el bicarbonato de sodio y el agua o aplicarlo directamente a los terminales.
  4. Debe aplicarse una ligera capa de bicarbonato de sodio a los postes y conectores.
  5. Después de añadir una pequeña cantidad de agua sobre el bicarbonato de sodio y esperar a que empiece a burbujear, el siguiente paso es frotar los postes y conectores con un cepillo que tenga algo de diente. Para evitar cualquier tipo de irritación, debes asegurarte de tener las manos cubiertas con guantes.
  6. Añade más bicarbonato de sodio y agua según sea necesario.
  7. Aclara la zona limpiada con agua destilada.
  8. Seca la zona con una toalla de microfibra limpia.
  9. Aplica más bicarbonato de sodio y agua según sea necesario.
  10. Aclara la zona con

Una vez que todo haya podido secarse, conecta los cables eléctricos a los postes de la batería correspondientes. Asegúrate de que empiezas conectando el cable negativo negro, y luego pasas al cable positivo rojo. Trabaja hacia atrás.

3. Aprieta los conectores

La solución de bicarbonato de sodio y agua es muy eficaz para limpiar otros componentes del vehículo.

No sólo es útil para limpiar los depósitos de carbono de varios componentes del motor, sino que también puede utilizarse para realizar una limpieza interior y refrescar el aire dentro del vehículo.

Después de terminar la limpieza, ¡no olvides aplicar un poco de grasa dieléctrica!

4. Aire comprimido

Si los contactos están obstruidos con residuos sueltos, puede que descubras que el aire comprimido es el método de limpieza más eficaz.

Puedes soplar la suciedad utilizando las latas de aire comprimido o el depósito de aire que tengas en casa.

El aire comprimido también es útil cuando se prueban varios de los otros métodos. Después de completar cualquier paso que implique mojar la zona, se puede secar la superficie con aire comprimido antes de volver a conectar los contactos eléctricos.

5. Alcohol

Para limpiar la suciedad y los restos de los contactos eléctricos, puedes probar a utilizar una cantidad muy pequeña de alcohol para frotar.

Su funcionamiento es análogo al de la acetona, que también tiene la capacidad de eliminar la contaminación de los conectores.

Tanto el alcohol como la acetona son excelentes disolventes para eliminar el aceite, la carbonilla y los residuos de las superficies.

Aunque hay quien utiliza el limpiador de frenos de esta manera, no es algo que deba hacerse. Es posible que cause daños en los conectores eléctricos, y también provoca grietas en los componentes de plástico con los que entra en contacto.

6. Papel de lija

Puedes eliminar los restos y las imperfecciones de las clavijas de los conectores frotándolas con un pequeño trozo de papel de lija fino.

No necesitas un trozo mayor de 2,5 cm por 2,5 cm. Algunas personas también utilizan una goma de borrar diseñada para un lápiz, que consigue lo mismo.

Después de utilizar el papel de lija, debes cepillar suavemente el conector con un cepillo de dientes u otro abrasivo. Si lo haces correctamente, el contacto tendrá un aspecto limpio y brillante.

Después de utilizar el papel de lija, también debes cepillar el conector. Con la ayuda de este paso podrás eliminar los restos del lijado.

Para dar los últimos toques al trabajo, también puedes utilizar un limpiador, como el vinagre o el alcohol.

Antes de volver a colocar los componentes en su sitio, comprueba que los conectores están completamente secos.

¿Qué problemas pueden causar los contactos eléctricos sucios?

Los contactos eléctricos sucios o corroídos pueden causar más problemas de los que inicialmente pensabas.

Hay muchos mecánicos inexpertos que sustituyen piezas cuando lo único que necesitan es una buena limpieza.

Por ejemplo, si el coche tiene problemas para arrancar, el problema podría ser la corrosión en los conectores de la batería y no una batería muerta o un alternador defectuoso.

Este sería el caso incluso si la batería del coche estuviera bien. Sería importante intentar limpiar los bornes antes de hacer cualquier sustitución, ya que las conexiones sucias también pueden impedir el flujo de electricidad a los sistemas esenciales del coche.

Las conexiones sucias también pueden causar problemas eléctricos. Hay componentes, únicos en cada instalación eléctrica, como sensores, relés, fusibles e interruptores.

Si alguna pieza se ensucia o contamina, la transmisión puede interrumpirse; esto puede provocar problemas que te hagan pensar que una pieza está rota.

Incluso las piezas de iluminación exterior pueden tener contactos sucios, lo que puede provocar problemas de visibilidad intermitente.

Incluso las piezas del alumbrado exterior pueden tener los contactos sucios, lo que puede causar problemas de visibilidad intermitente.

Incluso si los faros, las luces antiniebla, las luces de freno o los intermitentes se comportan de forma errática, puede ser el momento de revisar el conector para ver si hay signos de suciedad o residuos que puedan haberse acumulado allí.

Sería más sencillo y menos costoso limpiar el conector en lugar de sustituir la bombilla o el conjunto.

Una buena regla general es examinar cualquier pieza defectuosa antes de sustituirla. Si encuentras suciedad o restos en ella, debes intentar eliminarla con la solución de limpieza adecuada antes de salir a comprar una nueva.

Si todo va según lo previsto, no tendrás que sustituir el componente después de todo. Este es el mejor de los casos.

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación media: 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos relacionados